?>
Córdoba

Bienvenidos al D2: vuelven las amenazas, a 14 días del juicio

La Fiscalía Federal confirmó las presunciones. Preocupación de parte de víctimas y testigos.

Anónimo's picture
Por Anónimo (not verified)

No viene fácil la mano. El que creía que el segundo juicio por crímenes de lesa humanidad en Córdoba sería sencillo, se equivocaba, y feo.
En estos días, la fiscal federal Nº3 Graciela López de Filoñuk se encuentra abocada a la investigación de una denuncia por supuestas amenazas a personal de la División de Protección de Testigos. Sumado a ello, en el Gobierno ven con preocupación las intimidaciones que también recibió la familia de una de las víctimas de los fusilamientos de la UP1.

La propia fiscal fue la que confirmó la causa. “Tenemos una denuncia por amenazas y la vamos a investigar”, dijo López de Filoñuk, excusándose de dar mayor detalle. Sin embargo, fuentes de la Secretaría de Derechos Humanos ratificaron esa misma versión.

Esas mismas fuentes señalaron que el preocupante movimiento se generó dentro de la propia Policía de Córdoba. “A Vázquez le hicieron llegar mensajes bastante jodidos, acusándolo de estar trabajando para la organización Hijos”, dijo la misma fuente.

Sobre esa cuestión, el secretario de Derechos Humanos, Raúl Sánchez, confirmó los hechos, y sin quitarle trascendencia, consideró que se trata de “las primeras escaramuzas de la gente del D2, como para frenar el entusiasmo de algunos testigos”.

Similar fue el tenor de las declaraciones del ministro de Justicia, Luis Angulo, quien se mostró preocupado por la posibilidad, señalando que el Gobierno intentará “asegurar todas las medidas para que parte de los desocupados de siempre no puedan producir algún hecho desgraciado”. El mismo funcionario consideró que “el juicio por la Causa Albareda es muy importante porque va a contribuir a la depuración de la fuerza policial”.

“No quiero tirar esa bomba”. Día a Día consultó al propio subcomisario Vázquez, quien en un primer diálogo reconoció los hechos. “Sí, la verdad que estamos preocupados”, respondió ante la consulta. Pero luego prefirió no ahondar en detalles. “No quiero ser yo el que tire esta bomba y que después me lo vayan a facturar dentro de la fuerza”, respondió el máximo encargado del cuerpo de 50 policías que deberá brindarle protección a los 25 testigos que ya han sido citados para el juicio que comienza en sólo 14 días.

Y aunque aseguró no conocer “detalles de los hechos” por no haber sido él quien formuló la denuncia, luego pareció contradecirse al señalar que “por la descripción, no reuniría las condiciones de una amenaza”. De cualquier modo, el lunes próximo Vázquez deberá contarle a la fiscal su versión.

Desde las partes querellantes, tomaron la novedad con preocupación. Por esa razón, allegados a las víctimas no dudaron en señalar  que “esto demuestra que el D2 está más activo que nunca”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo