?>
Mundo

Barack Obama demora el cierre de Guantánamo

La polémica cárcel militar ubicada en Cuba seguirá funcionando por algunos "problemas legales", según la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, demorará una vez más el cierre de la controvertida cárcel militar de Guantánamo, Cuba, a pesar de que fue una de las más firmes promesas que realizó en la campaña para las elecciones que lo depositaron en la Casa Blanca.

Así lo sostuvo el portavoz presidencial, Robert Gibbs, quien afirmó que "todavía llevará un tiempo" cerrar la citada prisión.

"Ciertamente, no se va a cerrar el próximo mes. Llevará un tiempo", dijo Gibbs en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN, donde señaló que la clausura de esta prisión "dependerá en parte de la voluntad de los republicanos de trabajar con la Administración en este tema".

Gibbs se refirió a la complicada situación del bloque oficialista en el Congreso a partir de enero, cuando los republicanos tengan el control de la Cámara de Representantes y aumenten su presencia en el Senado, como consecuencia de los malos resultados obtenidos por los demócratas en las legislativas del pasado 2 de noviembre.

En la misma línea, Gibbs admitió que existen "problemas legales" para impulsar la propuesta del Gobierno con el fin de propiciar la adhesión de los presos de Guantánamo a la jurisdicción civil en vez de a la militar, en referencia a la fuerte oposición que ha encontrado en las filas republicanas en esta cuestión.

"Algunos serán juzgados en tribunales federales, como ocurrió el pasado. Otros serán juzgados por comisiones militares, y probablemente pasen el resto de sus vidas en una prisión de máxima seguridad de la que nadie, incluidos los terroristas, ha podido escapar", explicó.

El funcionario aludió también a un tercer grupo de reos que debido a su peligrosidad "deberán permanecer detenidos indefinidamente", a la espera de que se alcance un acuerdo sobre cuál deberá ser el procedimiento a seguir en este tipo de casos. "No vamos a ponerlos de nuevo en el campo de batalla", subrayó.

De esta forma, Gibbs rebajó las expectativas sobre el futuro cierre de la prisión, cuya fecha fue pospuesta de forma indefinida, a pesar de que Obama reiteró su deseo de cumplir con su promesa durante el discurso pronunciado el pasado miércoles, antes de comenzar su retiro navideño en el estado de Hawai.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo