?>
Policiales

Asaltaron a Juan Amador Sánchez

El ex técnico de Talleres fue sorprendido en su casa de Buenos Aires. Le llevaron 50 mil pesos que su hijo cobró como jugador de Huracán.

Dos personas ataron y amordazaron al director técnico Juan Amador Sánchez y le robaron 50 mil pesos que había cobrado su hijo Alan, jugador de Huracán, en un violento asalto ocurrido ayer en el barrio porteño de San Cristóbal.

Alan Sánchez afirmó que los delincuentes le dijeron a su padre "te vendieron" y consideró "extraño" que "sólo revisaron mi habitación".

El hecho se produjo alrededor de las 12 de ayer, cuando Juan Amador Sánchez (ex técnico de Talleres de Córdoba, Instituto, Almagro y la Selección de Haití) se encontraba mirando televisión en el living de su casa, ubicada en la calle Dean Funes al 1400.

Allí vive junto a su esposa y sus dos hijos, entre ellos Alan, ninguno de los cuales se encontraba en el domicilio.

Sánchez oyó ruidos en la puerta y de inmediato fue sorprendido por dos personas, una de las cuales le apuntó con un revólver.

Juan Amador Sánchez afirmó esta mañana que dejará el barrio, al que calificó de picante, y relató los miedos que le generó el robo a mano a armada: “Me cagué entero, no podes pensar en una situación así, me sentí la peor basura”, enfatizó y añadió: “Lo peor es cuando me pusieron el revólver en la cabeza”.

Al respecto dijo que los dos ladrones estaban “tranquilos como agua de tanque” y precisó que tenían entre 25 y 30 años.

Finalmente, señaló que en los próximos días intentará mudarse: “Me las tomo de acá, me voy a vivir a un departamento, en un piso 90”, ironizó.

Los asaltantes lo encerraron en un baño, donde lo amordazaron y le inmovilizaron las manos y los pies con cinta de embalar que habían llevado.

Luego, uno de los ladrones se dirigió directamente a la habitación de Alan, de 23 años, que juega como volante ofensivo en Huracán y le robó el sueldo que había cobrado la semana pasada.

"Es extraño que sólo revisaron mi habitación, es evidente que sabían que tenia plata", relató a la agencia DyN Alan y agregó: "Calculo que alguien tenía el dato concreto de que habíamos cobrado".

Sumate a la conversación
Seguí leyendo