?>
Argentina

Argentina es el segundo mercado para la cocaína

El dato surge del informe que todos los años realiza el gobierno de Estados Unidos. Brasil es el principal consumidor de la región. Se calcula que en 2010 pasaron por el país 70 toneladas.

Argentina es el segundo mercado de consumo de cocaína de América del Sur, detrás de Brasil, según el informe anual de control de narcóticos que el presidente estadounidense Barack Obama envió ayer al Congreso de ese país. El documento señaló también que, si bien nuestro país no es un productor significativo de drogas, junto con Chile, Paraguay y Uruguay sigue siendo una importante ruta para el tránsito de la cocaína producida en los países andinos con destino a Europa y América del norte.

El llamado Informe de Estrategia Internacional de Control de Narcóticos sirve para que el Congreso de Estados Unidos vea la forma en que más de 125 países cooperan en la lucha contra la producción, contrabando y distribución de drogas ilícitas. Y evalúa la ayuda que proveerá a las demás naciones en el año próximo.

Según el documento difundido ayer, la Administración de Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés) calcula que el año pasado pasaron por Argentina unas 70 toneladas de cocaína, destinadas mayormente a Europa. Según el texto redactado por el país del norte, las autoridades argentinas saben del incremento del tránsito de cocaína por el país y lo atribuyen al éxito de las campañas contra las drogas en México y Colombia, que obligan a los contrabandistas a buscar otras rutas. Además indicó que la disminución de las capacidades de Bolivia para interceptar el contrabando contribuye al tránsito por territorio argentino.

La droga ilegal de más consumo en Argentina sigue siendo la marihuana que, en su mayor parte, procede de Paraguay. Pero el consumo de cocaína aumentó enormemente y el país es el segundo mercado más grande para ese estupefaciente en América del Sur. Según el departamento de Estado norteamericano, el país regula la producción, importación y transporte de los compuestos químicos llamados precursores, que se usan en la producción de las drogas ilegales.

El estudio 2011 sobre drogas de la Casa Blanca destacó, también, que Brasil se está convirtiendo en una fuente potencial de los compuestos químicos precursores para la producción de cocaína, y que además está abierto al tránsito de pequeños aviones desde Colombia y Perú, con rumbo a Venezuela y Surinam.

En tanto, Paraguay sigue siendo el mayor proveedor de marihuana para Brasil, aunque se cultiva algo de cannabis en el nordeste brasileño para consumo local.

Tirón de orejas. El organismo que encabeza Hillary Clinton alertó que, aunque la administración de Cristina Fernández trabajó para abordar todos los aspectos de la lucha contra el narcotráfico, la insuficiente cooperación entre los organismos de aplicación de diversas leyes federales y provinciales dificulta enormemente la eficacia del combate contra el comercio de drogas ilegales.

Además, señaló específicamente que se registró un incremento del uso de avionetas para llevar cocaína y marihuana a través de las fronteras con Bolivia y Paraguay, por lo que destacó la necesidad ampliar la cobertura de radares en el norte argentino.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo