Jueves 24 de julio, 13:49
Despejado 13º / 45% +
/ Registrate

Aldosivi se llevó un punto de Alta Córdoba

Se le cortó la racha de victorias al Albirrojo. El 0-0 de ayer dejó un alto inconformismo.

Aldosivi se llevó un punto de Alta Córdoba

12/10/2009 00:00

Por Hernan Laurino

En Alta Córdoba hay algo que ya no está. Algo falta. Es la sensación generalizada. Como ese tipo que acaba de ser robado sin que se de cuenta en el bondi. De atrás. Llegando a límites de cobardía. Sin códigos.

Está claro que Aldosivi se llevó ayer un punto que no era suyo. Pero, de yapa, terminó quedándose con eso que los estadistas llaman un récord. Un dato llamativo. Instituto no pudo ganar en casa. Algo que se estaba haciendo una costumbre linda. Algo que había sucedido en los primeros cuatro juegos que el Albirrojo salió a escena en el Monumental.

Pero ayer no pasó. Y el final dejó en claro eso. Un par de imágenes lo demuestran. El DT Marcelo Bonetto sacando de la cancha a Martín Zapata, allá por el minuto 22 del segundo tiempo, y la primera explosión de la gente en contra de una decisión suya. ¿Otra? El fanático en la platea con la garganta descosida de tanto pedir un centro a la olla salvador que no salvará a nadie. Y hubo desencanto al final. “Volvimos a la realidad”, dijo uno de esos plateístas que son más inestables que el tiempo en el Litoral. Para ellos sale el sol y, al minuto, llueve a cántaros.
Sí es cierto que el equipo de Bonetto tuvo momentos de alta lucidez en el primer tiempo. Con un Román enchufado. Con Agustinoy cortando y jugando. Con Romero y su gambeta indescifrable.

Y basta con repasar las jugadas claritas que tuvo la Glo: 1) A los 2 minutos, un remate de afuera de Zapata tras cesión de Díaz, que pega en el palo. 2) A los 5 minutos es Romero quien desborda y tira el centro atrás, que Zárate no alcanza a meter. 3) Un tiro libre de Román, a los 8, que viborea en un rebote y Cajaravilla saca en la línea. 4) A los 31, Román encuentra un rebote y le da sin pesar con destino de golón. Pero sale arriba. 5)  A los 45. Otra apilada de Díaz que deja a Romero mano a mano. Y el Chino tira afuera.

No es poco. Pero los de Bonetto se fueron al entretiempo con esa sentencia eterna en la cabeza: los goles que no se hacen...

Nervios sin futbol. En el complemento, la Gloria apenas generó chances de gol. Bonetto mandó a la cancha a Godoy para que uniera talentos con Román. Y en pasajes lo lograron. Pero faltó ese momento de iluminación supremo que deja a un compañero cara a cara.

Aldosivi jamás irritó a Carranza. Y, tras la expulsión del impresentable Presentado (¡le metió un planchazo a Furios y siguió vivo!), el Tiburón se acomodó entre las piernas de Campodónico. Y hasta lo pudo ganar con alguna contra de Cayetá, que salvó Erpen una y otra vez.
Si ven un par de puntos y una racha por ahí avisen en Alta Córdoba. Se los llevó el Tiburón.

La figura. Facundo Erpen
Lo más firme del fondo. Apareció para salvar las papas cuando sus compañeros estaban jugados en ofensiva. Bien Román, aunque egoísta.

Comunidades

¿Qué te produce este tema?

Comentarios

  • © 2009 - 2014 Todos los derechos reservados.