?>
Policiales

Al menos 93 muertos por inundaciones en Río de Janeiro

La fuerte lluvia caída desde anoche inundó gran parte de la ciudad y otras localidades de ese estado, obligó al cierre de las calles y paralizó actividades. Hay unas 10 personas desaparecidas.

Al menos 93 personas perdieron la vida en Río de Janeiro a raíz de la fuerte lluvia caída desde anoche que inundó varias ciudades de ese estado, obligó al cierre de calles y paralizó hoy la segunda mayor metrópolis brasileña. Según el Cuerpo de Bomberos, otras 40 personas han sido rescatadas con vida e internadas en hospitales.

El número de víctimas fatales podría aumentar en las próximas horas, ya que no se sabe todavía cuantas personas permanecen bajo aludes de tierra que, además, derrumbaron sus viviendas en las favelas de Río y de las vecinas ciudades de Niterói y Sao Gonpalo.

"Probablemente habrá más muertes, ya que hay varios puntos de deslizamientos donde se están realizando trabajos de rescate, en especial en la región de Niterói", admitió el secretario de Defensa Civil, Sergio Cortes, según difundió la agencia de noticias DPA.

Cortes reiteró el llamamiento hecho en las primeras horas de la mañana por el alcalde Eduardo Paes para que los cariocas permanezcan en sus casas, de modo de no dificultar el desplazamiento de los equipos de socorro.

La tormenta. Según la Defensa Civil, desde el anochecer de este lunes, cuando se inició la tormenta, ocurrieron al menos 140 aludes de tierra y más de 40 derrumbes de casas tan sólo en la "ciudad maravillosa". El caso más grave hasta ahora se registró en el bucólico barrio carioca de Santa Teresa, donde un alud soterró chozas de la favela de Morro dos Prazeres, causando la muerte a 15 personas.

En medio de las dificultades de desplazamiento generadas por la inundación de las principales vías de la ciudad, equipos del Cuerpo de Bomberos buscan a las víctimas de un alud en el barrio de Río Comprido que soterró a tres casas donde estarían entre 15 y 20 personas.

En el barrio Jacarepaguá, otras tres viviendas fueron destruidas por un derrumbe de tierra y dejaron a por lo menos once desaparecidos. Otras cinco personas perdieron la vida en un derrumbe en la favela Morro dos Macacos, en el barrio de Vila Isabel.

Según el gobernador Sergio Cabral, la lluvia de las últimas 20 horas ha sido la más intensa que ha enfrentado Río de Janeiro en su historia. El instituto de meteorología ClimaTempo informó que en las primeras 14 horas de la tormenta llovió en Río el doble de los 99 milímetros esperados para todo el mes de abril.

Problema estructural. El gobernador hizo un llamado a la toma de medidas inmediatas para frenar las ocupaciones irregulares de los cerros de Río, que consideró como la principal causa de la tragedia. "Hay que poner fin a la demagogia de permitir las ocupaciones irregulares en áreas sujetas a riesgo de alud", expresó Cabral.

Paes, quien asumió el comando de Río hace poco más de un año, responsabilizó a sus antecesores de las deficiencias de los servicios públicos de la ciudad que quedaron evidentes en esta tormenta. "En una escala de cero a diez, el grado de preparación de Río para una lluvia como ésta es cero", afirmó.

Universidades, escuelas y tribunales de Justicia suspendieron sus actividades este martes, así como la Asamblea Legislativa local, mientras que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva canceló la ceremonia de inauguración de obras de mejora en el conjunto de favelas Alemao, planeada para hoy en la periferia pobre de Río.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo