?>
Córdoba

Al cole, saltando charcos

Empezaron las clases, con lluvias al menos hasta principios de abril. Con este pronóstico, conviene “abrir el paraguas” y equipar a los chicos camino a la escuela y bajo el agua.

Una jornada lluviosa puede  transformarse en una aventura en Córdoba, por las lagunas que se forman y los ríos que corren por las calles. Y es toda una complicación con el período lectivo en marcha a la hora de llevar o buscar a los chicos en las escuelas bajo la lluvias.

Los especialistas pronostican el resto del mes con abundantes  precipitaciones y ante esto, muchos padres comenzaron a tomar previsiones para que sus niños se mojen lo menos posible   al ir al “cole”.

En ningún kit “anti lluvia” deben faltar las botas de goma. Las tradicionales Pampero se consiguen con sus vivaces tonos naranja o amarillo, entre 40 y 45 pesos. Por dentro, vienen forradas con una tela suave para no llagar la piernas de los niños.

En el centro cuesta encontrarlas, pero pueden adquirirse en varias zapaterías de la calle San Martín. Incluso hay de otra marca con los mismos colores y más económica, a 36 pesos. También vienen para adultos, entre 40 y 50 pesos.

Mango en mano. Los paraguas son un clásico para los vendedores ambulantes, a 10 pesos cuando caen las primeras gotas. Los previsores pueden acudir a cualquier marroquinería y comprar de mejor calidad entre 30 y 80 pesos (es más, algunos vienen hasta con garantía). Siempre conviene fijarse en la resistencia de las varillas y en el método para abrirlo. Los automáticos suelen deparar sorpresas desagradables cuando más hacen falta. La buena: no aumentaron.

La mamá puede optar por uno grande, para cubrirse con el nene mientras van de la mano, o comprar paraguas  infantiles en una juguetería. Los hay de buena calidad, con tela cosida o termosellada, con los dibujos que prefieren los niños (Ben 10 está al tope de las preferencias y, para las nenas, las princesas no pasan de moda). Cuestan entre 22 y 35 pesos.

A cubrirse. Las jugueterías también comercializan pilotines de plástico, estampados con los personajes de moda, cerrados con botones o cierres. Su precio va de 38 a 60  pesos (incluso menos, según la calidad) y son bastante recomendables.

Para los adultos que deben esperar en la puerta de la escuela, el pilotín o piloto es una opción para nada barata. Los de calidad no bajan de 300 pesos. En ese sentido, los rompevientos cubren las expectativas. Los que tienen las costuras interiores selladas son impermeables y para los mayores cuestan   desde 180 pesos.

También hay para niños y de marcas deportivas reconocidas a 170 pesos. Un dato, vienen talles hasta chicos de 16 años, que bien pueden ser del tamaño de la mamá, y al mismo precio.

Las mochilas suelen resistir el paso del agua, aunque no son  cien por ciento impermeables. Para cubrirlas viene una funda cuyo valor va de 12 a 20 pesos.

Nubarrones. La Corriente del Niño seguirá haciendo de las suyas al menos un mes más, por lo que será un otoño lluvioso para ir a la escuela.
“En marzo todas las semanas habrá lluvias o lloviznas” anticipó Mario Navarro, del Observatorio de Salsipuedes. Explicó que un frente estacionario mejoró el clima en los últimos días pero desde el martes próximo vuelve a estar inestable, con ocasionales  tormentas intensas.

Impermeables.
LLUVIOSO.  Según los pronósticos, las lluvias se extenderán hasta entrado abril. Y en marzo habría precipitaciones todas las semanas.
EQUIPADOS. Un combo para ir a la escuela, con botas para la lluvia, pilotín y paraguas, puede armarse con unos 110 pesos. Con 12 pesos más se compra el cubre mochilas impermeable.
A CAMINAR. Son pocas las zapatillerías del centro que venden botas. Pilotines y paraguas se consiguen en jugueterías. Algunas agotaron  stock con las últimas lluvias.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo