?>
Policiales

Air France: argentina desaparecida tiene parientes cordobeses

La mujer, de 32 años, tiene una hermana y su madre que viven en nuestra Capital. Aún no hay datos del avión desaparecido.

Uno de los miembros de la tripulación del avión Air France que desapareció el domingo pasado cuando despegó de Brasil es argentina y tiene  familia en Córdoba.

El dato fue informado por Cadena 3, que también indicó que la trabajadora es azafata y tiene unos 32 años.

La mujer, que sería Clara Mar Amado, habría dejado Argentina hace unos seis años para probar mejor suerte en Francia, pero en las últimas semanas habría querido regresar al país, según señalaron en declaraciones radiales.

"Estaba un poco cansada últimamente porque el ritmo de trabajo era muy pesado", señalaron en Mitre.

Clara habría nacido en España y luego se mudó con su familia a la ciudad de Córdoba, donde vivió unos 12 años, para luego retornar a Europa.

La última vez que estuvo en Córdoba fue a fines de Enero para participar de la boda de una de sus dos hermanas.

Su familia en Córdoba está viviendo momentos de mucha tensión al no tener noticias del avión.

¿Restos del avión? Un vocero de la fuerza aérea brasileña dijo esta mañana que se hallaron indicios de restos de un avión a unos 600 kilómetros de la costa de Brasil.

Los asientos fueron divisados esta madrugada, pero las autoridades no pudieron confirmar en principio que fueran del avión que está siendo buscado, dijo el vocero de la fuerza aérea Jorge Amaral.

También se divisaron trozos de un material blanco que podría ser metal y señales de aceite y querosén, que se usa como combustible de aviación.

Los restos aparecieron unos 700 kilómetros al norte de las islas brasileñas Fernando de Noronha.

La novedad surge cuando los rescatistas trabajan contra reloj en la búsqueda de los restos del vuelo 447 de Air France, que desapareció en el Océano Atlántico con 228 personas a bordo, mientras investigadores franceses dijeron que la causa probable del desastre fue una combinación catastrófica de factores.

Los socorristas que sondeaban las aguas en una vasta zona entre el noreste brasileño y el Africa occidental no habían encontrado señales del avión ni sobrevivientes. La última comunicación del Airbus fue a las 0214 GMT del lunes mientras volaba de Río de Janeiro a París.

Los investigadores a ambos lados del océano intentaban descubrir las causas, que pudieran ser viento y granizo de una masa de cúmulos, rayos o una combinación de hechos extraordinarios.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo