Córdoba

El gober pone a todos nerviosos

Los chichoneos con Macri enervan a la sucursal de Cambiemos, mientras que el alto perfil de Vigo despierta suspicacias en el delasotismo.

El gobernador Juan Schiaretti está poniendo nerviosos a todos con su juego político.
 
El “está todo abierto” de su ministro de Gobierno, Juan Carlos Massei, habilitó nuevamente las especulaciones de una alianza para las legislativas con Mauricio Macri y agitó hasta la amenaza de juicios por el reparto de la coparticipación a los intendentes de Cambiemos, liderados por el capitalino Ramón Mestre.
 
Pero este juego también empezó a inquietar a José Manuel de la Sota, quien mandó a uno de sus alfiles, el legislador Daniel Passerini, a recordar que son opositores, no aliados ni futuros aliados, a nivel nacional, algo que metía mucho ruido con Sergio Massa.
 
El apresurado –por decir lo menos– desembarco de Alejandra Vigo con cheques para centros vecinales y de jubilados, en obvia jugada de instalación para pelear la intendencia en 2019,  también agita a Mestre y a De la Sota.
 
Mestre atribuye, en el fondo, la tensión con la Provincia a la ambición de Vigo (y del propio Schiaretti) de ganar la ciudad en el próximo turno, para tener Provincia y Capital, por primera vez desde 1999, cuando De la Sota impuso a Germán Kammerath en la ciudad.
 
“Si el Gringo va con Vigo en la ciudad, pierde la Provncia. El cordobés no le va a dar a nadie la suma del poder. Y el peronismo no va a jugar a perder la Provincia con Mestre”, advierte un segunda línea de DLS.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo