Córdoba

Con el tenedor en la mano

“No caben dudas que se vendrán muy buenos años para Córdoba, el problema son los próximos seis meses”.

La frase de una comicidad muy Groucho Marx es un chascarrillo habitual en el entorno del gobernador Juan Schiaretti, quien luego de obtener del presidente electo Mauricio Macri la ratificación de que los problemas pendientes entre Córdoba y la Nación se resolverán en breve y engordar los recursos vía coparticipación en 6 mil millones de pesos anuales, vía Corte Suprema de Justicia de la Nación, espera que el potro de la transición pueda ser domado sin cataclismos. 

Y ya está sentado en la mesa esperando que llegue la abundancia, con el tenedor en la mano.

Otro que da por sentado que se terminaron los días de escasez de fondos es el intendente Ramón Mestre, quien decidió jugar a fondo la batalla por el Ente de Servicios y Obras Públicas (Esyop) contra el gremio de los empleados municipales porque quiere evitar que el chorro de plata que ingrese vía giros de la Nación o créditos internacionales entre en la misma caja que siempre termina pagando más del 50 por ciento en sueldos. Ahora, dependerá de cómo rinda gastos el ente que se desmientan o no otras intenciones.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo