Córdoba

Riesgosa terapia de achique

En su lucha por contener la inflación, el Gobierno nacional está tomando medidas que frenan sensiblemente la actividad económica.

El equipo económico nacional pareciera estar jugando todas las fichas a un único y primordial objetivo: bajar la inflación. La meta es sin dudas importante, sobre todo en un país con una memoria inflacionaria tan delicada. El problema es que para alcanzar ese propósito se está ajustando demasiado la economía. 
Con menos plata en la calle, seguramente habrá menos gente que compre y menos comercios que vendan, una ecuación que termina tirando los precios hacia abajo, pero que también afecta sensiblemente al conjunto de la actividad económica (cayó 4,3 por ciento en junio), incluido el empleo (la desocupación trepó al 9,3 por ciento).
La promesa oficial es que todo comience a reactivarse una vez que los precios estén controlados. La pregunta es cuán pequeña quedará la economía tras esta terapia de achique.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo