Córdoba

Con ajuste, el barco no avanza

Los últimos indicadores económicos muestran que la economía todavía está lejos de recuperar una senda ascendente. 

Las últimas noticias económicas no vienen siendo buenas para la administración de Mauricio Macri. La inflación de febrero volvió a niveles altos y preocupantes (2,5 por ciento), la pobreza continuó subiendo en el segundo semestre de 2016 (1,3 millón de pobres más), y las ventas minoristas siguen en picada (bajaron 4,1 por ciento en febrero). 

A todo esto, el Gobierno nacional no logra resolver el conflicto docente, que amenaza con desbordarse esta semana con la convocatoria a nuevas huelgas, mientras la CGT está a punto de ponerle fecha al primer paro nacional contra la gestión de Cambiemos.

En medio de esta avalancha de malas nuevas, el Presidente aseguró la semana pasada que el país ya acumulaba cinco meses consecutivos de crecimiento, una afirmación que difícilmente sea suscripta al pie por algún economista con manejo de datos frescos. Muy lejos de eso, la mayoría de los indicadores económicos siguen en baja, y, lo que es más preocupante, con pronóstico reservado. 

La reactivación que muestra el campo sin dudas es un dato positivo, pero a todas luces insuficiente para compensar la debacle del resto de los indicadores. Es necesario que la obra pública se active de una buena vez, y que el consumo interno reciba algún tipo de aliciente que permita que fábricas y comercios levanten la cabeza por sobre la línea de flotación. 

El tema es que insistiendo en una política tan contractiva como la que se viene impulsando, en la que el único Norte parece ser la baja de la inflación para atraer inversiones que nunca llegan, difícilmente el barco enfile hacia un horizonte más promisorio. La política de ajuste, al menos hasta acá, no ha dado buenos resultados.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo