?>
Argentina

Una transición desordenada

Un decreto de Cristina, extendiendo a todas las provincias la decisión de la Corte sobre coparticipación, complica a Macri.

El Gobierno nacional dejará de retener el 15 por ciento de los fondos coparticipables que efectuaba sobre las provincias, y dispuso cubrir esos montos que deja de percibir con fondos del Tesoro Nacional, para no afectar el financiamiento de la Anses.

Esta decisión, que llegó por un decreto presidencial, se toma a días del ya convulsionado cambio de gobierno y luego de que la Corte Suprema declarara la inconstitucionalidad de esa deducción y le impusiera un plazo al Estado para restituir el dinero a las provincias de Santa Fe, Córdoba y San Luis, promotoras de la demanda. Ahora, con el decreto, se sumarían todas.

El fallo de la Corte y el decreto de Cristina restarán fondos al Tesoro Nacional, generando un problema a futuro en la administración de Macri, que deberá decidir de dónde saca los fondos para reemplazar los ingresos: si del Tesoro (perdiendo reservas) o si articula alguna otra manera.

En el decreto, que rige desde ayer, el Ejecutivo advierte que la decisión del máximo tribunal de Justicia genera “un drástico cambio en el reparto de la coparticipación y una brusca disminución de los ingresos para la seguridad social”.

Asimismo, justificando la decisión, resalta que como el fallo es sólo para tres provincias, coloca “en situación de desigualdad al resto y a la ciudad de Buenos Aires, produciendo una inequidad contraria al más elemental principio de igualdad ante la justicia”.

Por sorpresa. El futuro ministro del Interior, Rogelio Frigerio, señaló ayer que tanto el fallo de la Corte como el decreto de Cristina “agarró de sorpresa” al futuro equipo económico. Quien ejercerá un rol de nexo entre el Gobierno nacional y los gobernadores, expresó que harán “todo lo humanamente posible para asistir” a los distritos que necesiten ayuda.

Jorge Triaca, futuro ministro de Trabajo, apuntó que “es un golpe muy fuerte para los recursos que administra la Anses”, y anticipó que “es algo que vamos a tratar con los ministros que integran el gabinete económico del futuro gobierno de Mauricio Macri”.

Con esta decisión, el Gobierno cede a las provincias 125 mil millones que iban a la Anses y la Afip. La medida implica una complicación presupuestaria extra para Macri, que arranca el 10 de diciembre.

Aníbal Fernández, actual Jefe de Gabinete, defendió la decisión diciendo que “se está poniendo orden esta situación, ya que la detracción produce un cambio muy importante en la coparticipación y una brusca disminución de ingresos en la seguridad social”. 

Precios. Respecto de los aumentos de las grandes empresas, otro tema que complica el traspaso, el ministro de Economía Axel Kicillof informó que siguen los controles y que se aplicarán multas, y responsabilizó por esas subas al gobierno electo, que “ya ha anunciado una devaluación”, dijo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo