?>
Argentina

¿Sabés por qué se llaman bolas de fraile?

Hay una explicación (y es muy extraña) para los nombres de las facturas. Una historia de ironías y panaderos anárquicos que sobrevivió tres siglos.

"Sacramentos", "bolas de fraile" ("borlas" es una deformación del nombre original), "suspiro de monja", "cañoncitos", "bombas de crema" y "vigilantes". Nombres que seguro has dicho miles de veces y nunca te preguntaste el origen.

Todo comenzó en 1887, en Buenos Aires, cuando por iniciativa del anarquista italiano Ettore Mattei, se creó la primera institución de la resistencia argentina: la Sociedad Cosmopolita de Resistencia y Colocación de Obreros Panaderos.

En ese contexto, en 1888, los panaderos, organizados por el anarquista Enrico Ferrer, iniciaron una huelga que duró más de 15 días. Además de dejar de trabajar, decidieron protestar a través de los nombres de sus creaciones, indica Mundo Historia.

El anarquismo es una filosofía política y social que llama a la oposición y abolición del Estado entendido como gobierno y, por extensión, de toda autoridad, jerarquía o control social. Allí están la Iglesia, la Policía y el Ejército. Y a ellos les dedicaron sus productos.

Uno por uno

  • En "homenaje" a la Iglesia empezaron a vender "sacramentos" y "bolas de fraile", que también pueden llamarse "suspiros de monja".
  • En recuerdo irónico de los militares, bautizaron "bombas" y "cañoncitos" (rellenos de dulce de leche o crema pastelera)
  • Como burla a la Policía, nacieron los "vigilantes".

Así quedan las nuevas tarifas del transporte en Córdoba.

Posted by Día a Día on jueves, 12 de noviembre de 2015

Sumate a la conversación
Seguí leyendo