?>
Argentina

Rodríguez Saá: Yo digo casa, para hablar de lo social; y Wi-Fi, del progreso

El candidato a presidente por Compromiso Federal, explicó a Día a Día sus propuestas, volvió a criticar duro a Eduardo Duhalde y negó un acuerdo con el Gobierno.

“Mi compromiso: tu casa”. “Wi–Fi en toda la Argentina”. Con estas dos promesas, cada tanto, aparece en la tanda televisiva un Alberto Rodríguez Saá sonriente, feliz y desacartonado. El candidato por Compromiso Federal, la fuerza peronista no kirchnerista ni duhaldista, propone construir viviendas e Internet inalámbrica a lo largo y a lo ancho del país. La forma para comunicar sus ideas contrasta fuertemente con la de otros competidores de la oposición, que se muestran a los gritos o enojados. Por eso en cuanto “El Alberto”, como lo conocen en San Luis, atiende el llamado de Día a Día le preguntamos al respecto.

“Nosotros hicimos la campaña sin consultoras, sin jefe de imagen, sin ningún asesor. Porque consideramos que está muy contaminado todo eso. Hicimos una campaña como nos parece a nosotros y la dirijo personalmente”, asegura y agrega: “Esto me parece importante: mostrarnos tal cual somos”. “Parte de nuestra visión de la Argentina es que la cultura política está en decadencia, controlada por el pensamiento único y que las encuestadoras mienten según quién les pague. Y esto está demostrado con lo que ha venido pasando con los resultados de las encuestas”.

–¿La canción de los Wachiturros también fue idea suya?
–Mía y de mi equipo. Por ejemplo la letra de la canción esa la hicimos con una lluvia de ideas. Nos sentamos ahí y sacamos el tema en 10 minutos.

–¿Cómo llegan a Wachiturros, es una preferencia musical suya?
–No. Buscábamos algún grupo que sea de alguna manera transgresor o juvenil. Pensamos en la cumbia villera, también en el cuarteto cordobés, lo pensamos... y justo hubo una conexión indirecta que nos llevó hasta ellos.

–¿Y qué música prefiere usted?
–Si me decís música cordobesa me prendo con el cuarteto, aunque se cantar muy poco, no conozco mucho las letras. Sí me encanta Nadie es perfecto, de Los Caligaris. Me parece una genialidad. ¿Te ubicás?, la del cara de Pipa.

–Volviendo a la campaña, muchos rechazan su idea de llevar el “modelo San Luis” a nivel nacional, porque lo consideran impracticable ¿Qué responde a eso?
–¿Por qué es impracticable? Si la Nación hubiera hecho lo que hicimos nosotros… Hicimos 60 mil viviendas. La Nación tiene un presupuesto que es 100 veces mayor al nuestro; la Nación hubiera hecho 6 millones. Si hubieran hecho las autopistas, hubieran hecho 84 mil kilómetros; si hubiera hecho el Wi-Fi, hoy tendríamos Wi-Fi en toda la Argentina. No habría villas miseria. Córdoba tiene un presupuesto que es cuatro veces mayor al de San Luis… ¿y dónde están las 240 mil viviendas, el Wi-Fi gratuito en todo el territorio, los 3.200 kilómetros de autopista, el 95 por ciento de cloacas, el 95 por ciento de agua potable, el 95 por ciento de inclusión digital, ¿sigo?

–¿Cree que es infundada esa crítica entonces?
–Mirá, San Luis tiene el presupuesto más chico de la Argentina, yo tengo el mismo presupuesto que La Rioja, entonces a mí no me pueden decir que yo tengo más plata que los demás. Tengo menos plata que los demás. Pasa que si vos tomás la administración como botín electoral, lo arrebatás al botín, te quedás con el botín, después no tenés plata para gobernar. Todo tiene que ser una escuela de administración. Nosotros tenemos una escuela de administración que queremos practicarla, mostrarla al país y algunos no quieren escuchar y bueno, si no quieren escuchar… sigan así.

–Usted promete un plan de viviendas con cuotas menores a 100 pesos ¿Eso es financiable a nivel nacional?
–Yo hablo de dos temas: uno es de vivienda, porque quiero hablar del tema social. Entonces elijo un tema, porque en una campaña donde te dan 11 segundos no podés contar una historia muy larga, tenés que contar una solita historia y la que puedas. Mi campaña se basa en presentar el tema social y pongo de epicentro la vivienda porque es uno de los temas sociales y está el caso Schoklender, que es una cosa monstruosa de cómo ha manejado la Nación el tema viviendas. ¿Por qué digo 90 pesos?, porque 90 pesos pagan en San Luis. Nadie dice que cueste 90 pesos una vivienda. Lo que yo digo es que se puede hacer una vivienda y cobrar una cuota de 90 pesos, que es más simbólica, para generar un círculo virtuoso. Eso es lo que queremos hablar nosotros. Abrir esta agenda. Tenemos que hacer alrededor de 1 millón de viviendas por año para zanjar el déficit estructural. Este debe ser el plan y un plan así significa de dos a tres trabajadores por vivienda. Estas hablando de un plan de pleno empleo porque vas a incorporar dos o tres millones de trabajadores. Bien vale la pena el esfuerzo financiero del Estado. Todo esto va a generar una situación de cambio en el déficit habitacional en poquitos años y esto genera un enorme optimismo, trabajo, cultura del trabajo, esperanza en los jóvenes. Y bueno si a eso le agregás el 82 por ciento móvil estamos arreglando el tema social y cuando vos arreglas el tema social, estás arreglando seguridad, estás arreglando salud, estás arreglando educación. Por eso yo hablo de viviendas, no es que mi plan es: te voy a dar una vivienda a 90 pesos. No, eso es para abrir el tema.

–Y detrás del Wi-Fi, ¿qué viene?
–El otro tema del que hablo es el Wi-Fi gratuito, pero no estoy hablando de que ese es mi plan. No, mi plan es progreso, mi plan es infraestructura, es mirar al futuro, es entrar en la era digital, pero tengo que nombrar en 11 segundos un tema y digo Wi–Fi gratuito para empezar a hablar de esto que es mucho mayor.

Duro con duhalde.
–¿Qué pasó en el Peronismo Federal y con Eduardo Duhalde?
–Viste cuando se juega la final de básquet, que se juega un play off a siete juegos, si vos abandonas al segundo o tercer juego perdés. Duhalde abandonó, estaba perdiendo y abandonó. Se fue del espacio y me preguntan a mí qué paso. Yo no tengo nada qué contestar, le gané a Duhalde, y Duhalde sigue en carrera mintiendo.

–¿Más allá de la interna, ¿qué pasó para que pasaran de ser compañeros en un partido a que lo ataque públicamente?
–No, yo nunca fui compañero de Duhalde. Yo he tenido siempre distancias enormes con Duhalde, él tuvo una participación muy oscura en el proceso de 2001, generó un 50 por ciento de desocupación en la Argentina, él lo puso a Kirchner. Yo estoy en un espacio opositor, absolutamente peronista y opositor y Duhalde aparece y me dice: “Hola, puedo entrar”. Y claro cómo no va a poder, todos pueden entrar. Entonces después dice: “Quiero ser el jefe”, y bueno eso lo vamos a discutir y lo definimos en una elección. Y hace esto. ¿Qué querés que haga?

–Y ahora lo acusa de que el Gobierno lo compró.
–Eso es una acusación a futuro, porque no tengo ningún juicio arreglado. Soy opositor desde el primer día, por lo menos respeten esa historia. Me he bancado una enorme discriminación de los Kirchner, la señora no conoce San Luis, no pueden agraviarme tanto. Me he mantenido en una corrección enorme enfrentando a los Kirchner. Entonces Duhalde me acusa. Yo en el futuro no voy a ser más gobernador de San Luis así que no tengo nada que hablar del tema. Así que es un mentiroso. Yo lo imagino a Duhalde con su cabeza y con una peluca y me hace acordar al personaje de Alicia en el país de las maravillas, que acusaba a un conejo que se robaría un pastel el jueves que viene… esa intolerancia, esa forma de acusar sin ningún fundamento.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo