?>
Argentina

Otra vez, la cruel y despiadada naturaleza

Temporal en Buenos Aires. Una tempestad se desató en la capital del país y causó al menos 14 muertos. Árboles caídos y casas destruidas.

Al menos 14 personas murieron a raíz del temporal con vientos huracanados que azotó antenoche la zona metropolitana de Buenos Aires, provocando la caída de cientos de árboles y techos y el derrumbe de estructuras. Miles de viviendas y automóviles quedaron destrozados.

El fenómeno climático, que intendentes bonaerenses definieron como devastador, provocó también numerosos heridos y obligó a evacuar a más de 500 personas, sobre todo en el sur y oeste provincial, donde miles de usuarios seguían ayer sin servicio eléctrico y distribución de agua potable.

Fuentes oficiales confirmaron que, como consecuencia del temporal, cuatro personas murieron en Capital Federal y otra falleció en la provincia de Santa Fe, mientras en el Gran Buenos Aires sumaban nueve los fallecidos, cuatro de ellos en el partido bonaerense de Moreno.

En tanto, hay más de 500 personas que continúan evacuadas en forma preventiva.

La tempestad que se desató sobre la capital del país también derrumbó más de 500 árboles. Asimismo, resultaron afectadas centenares de viviendas, instalaciones deportivas y locales comerciales. El tornado también ocasionó voladuras de techos, destrucción de carteles y desprendimiento de chapas y de tapas de tanques de agua.

El temporal provocó, además, caída de postes del tendido eléctrico, por lo que zonas del conurbano bonaerense estarán sin luz al menos cuatro días, situación que llevó a los vecinos a protestar por la falta del suministro cortando el tránsito en calles y autopistas.

En medio del diluvio, las ráfagas de viento superaron los 110 kilómetros por hora, asemejaron a los de un tornado.

Zona de alerta. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) actualizó anoche el alerta por probables tormentas fuertes que rige para el noreste de Córdoba, centro y norte de Santa Fe, norte de Entre Ríos, Corrientes, este de Santiago del Estero y Chaco.

Desde el organismo también indicaron algunas recomendaciones, ante este tipo de fenómenos climáticos.

Lo primero, pertenecer dentro de las viviendas, salvo que la estructura sufra daños considerables. Luego, alejarse de las ventanas, ya que los vidrios pueden estallar por una ráfaga intensa de viento o por la caída de piedras. En caso de granizo, no preocuparse por los vehículos y salvar las propias vidas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo