Argentina

Niña de 11 años murió por envejecimiento

Ocurrió en San Juan. La nena falleció a causa de progeria, una enfermedad genética rara, también conocida como envejecimiento prematuro.

Una niña de 11 años murió en San Juan a causa de progeria, una enfermedad genética rara, también conocida como envejecimiento prematuro.

La niña, la primera de los tres hijos de una familia sanjuanina, fue sometida a tratamientos médicos costosos para mejorar su calidad de vida, solventados por organismos internacionales.

En el marco de los tratamientos que recibió, fue asistida en Estados Unidos a instancias de la organización The Progeria Research Foundation.

La entidad le envió en 2010 una silla de ruedas, con funcionamiento a batería, que le permitió trasladarse cuando permaneció con incapacidad motriz.

La progeria o envejecimiento prematuro, es una enfermedad genética muy poco común que implica la muerte progresiva de las células, que ya no se regeneran.

La niña, de nombre Milagros, falleció en la noche del miércoles en una sala de terapia intensiva de un centro de salud de San Juan, donde había ingresado a raíz de una neumonía.

Pese a su enfermedad, la niña asistía a una escuela primaria regular, de gestión privada, y estudiaba en su casa con una profesora particular para mantener el ritmo de sus compañeros.

Los padres de Milagros tienen otros dos hijos de corta edad, quienes no padecen enfermedades congénitas.

El matrimonio había afirmado en forma pública que vivían en "permanente incertidumbre", ya que el promedio de vida de los niños con progeria es de entre 7 y 10 años y su hija iba a cumplir 12 en pocos meses.

La enfermedad. La progeria o síndrome de Hutchinson-Gilford es una condición genética letal y muy rara, caracterizada por el envejecimiento brusco y prematuro de los niños.

La enfermedad, diagnosticada en 1886 por Jonathan Hutchinson, afecta a 1 de cada 7 millones de recién nacidos vivos, con incidencia en pacientes de raza blanca (97 por ciento).

La progeria afecta a ambos sexos por igual.