?>
Argentina

Mauricio Macri, internado por arritmia

Fue el viernes por la tarde, cuando sintió un malestar tras una reunión. Se le hizo una arteriografía. No sería grave.

El presidente Mauricio Macri se sintió mal y fue internado ayer por la tarde en la Clínica de Olivos para someterse a modo de precaución de una arteriografía, una radiografía de los vasos sanguíneos.

Fue a las 19.10, cuando había salido de una reunión con cuatro periodistas en la Quinta de Olivos y se disponía a asistir a un evento con su hija Antonia. En realidad, el presidente se habría sentido mal a la hora de la siesta, pero fue revisado y se decidió que continuara con su actividad, pero luego de las 19 asistió a la clínica.
A la internación y al estudio se lo recomendaron sus médicos personales luego de que sintiera el malestar.

Hasta lo que se pudo conocer anoche, al cierre de esta edición, al primer mandatario se le diagnosticó una arritmia (fibrilación auricular de alta respuesta) y estaba internado en la unidad coronaria en una situación de completa estabilidad.

Minutos antes de la descompostura, Macri tuvo una reunión con gente relacionada a la minería y la energía, luego realizó una entrevista a un portal de noticias. Luego mantuvo una reunión con periodistas en la Quinta de Olivos. Allí estaban Edi Zunino, Eduardo Feinmann, Walter Curia y Gloria López Lecube. La misma finalizó a las 18:47, cuando ya arreciaban los rumores sobre una internación que desde el entorno de Macri desmintieron de plano.

¿Sí o no? Minutos después del suceso, un medio (Perfil.com), publicó la novedad en su página web, algo que a los pocos segundos fue desmentido por la agencia oficial Télam y por los mismos periodistas que estuvieron con Macri en Olivos. Incluso, desde el entorno del mandatario filtraron una foto de esa reunión, que había sido pactada como reservada.

Sin embargo, dos horas después de esto, se zanjaron todas las dudas y se terminó confirmando que el hecho ocurrió y que el Presidente fue internado en la clínica por precaución.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo