?>
Argentina

Los cambios en la jubilación con la Ley de Reparación Provisional

Todas las posibilidades de cobrar el juicio previsional o un reajuste, luego de la modificación. Qué es la Pensión Universal.

La sanción de la llamada Ley de Reparación Previsional abre la posibilidad del cobro de juicios contra la Anses por recálculo de haberes, tanto en trámites con sentencia firme como en aquellos sin sentencia. Además, habilita a los jubilados y pensionados que jamás reclamaron a iniciar un planteo que podría generarles una mejora en los haberes. 

El abogado previsionalista Juan Pablo Simonian, explicó que el primer punto clave es que el acuerdo entre el jubilado y la Anses es voluntario, es decir que quien no lo considere ventajoso podrá seguir litigando o esperando el pago de la sentencia. 

Si, en cambio, accede al acuerdo, vale aclarar que el cobro efectivo podrá extenderse varios meses, ya que la Anses dará un turno a cada jubilado o pensionado para firmar el acuerdo. Sin embargo, el tiempo de espera será considerado retroactivo a la hora de la liquidación. 

La nueva ley habilita a casi dos millones de jubilados en todo el país a iniciar un reclamo individual de reajuste. 

Nuevos jubilados. Respecto de quienes están en edad de jubilarse, en la actualidad, los requisitos para solicitar una jubilación ordinaria son la edad (mujeres 60 años y hombres 65 años) y 30 años de aportes. 

Para aquellos casos en los que el interesado no reúna la cantidad de aportes, existen distintas moratorias previsionales (según el caso) para completar los años faltantes: la llamada Jubilación de Amas de Casa (aunque en realidad no es excluyente para las amas de casa) y una prórroga de aquella.

La adhesión a cada una dependerá de la situación particular de cada trabajador. “Lo aconsejable en este punto, es que las personas soliciten asesoramiento profesional con anterioridad al cumplimiento de la edad jubilatoria, ya que en muchos casos conviene efectuar aportes y de este modo no perder tiempo después”, explicó Simonian. 

Desde ahora, quienes no posean ningún tipo de aportes podrán solicitar la Pensión Universal a la Vejez, un 80 por ciento de una jubilación mínima. 

  1.  Con sentencia. Quienes tengan sentencia firme obtendrán el reajuste de sus haberes y cobrarán las retroactividades desde la fecha prevista en la ley (desde dos años previos a la notificación de la demanda de juicio a la ANSES). Se habla de un total de 75 mil causas en todo el país. Este grupo no tendrá quita
  2. Sin sentencia. Quienes tengan juicio iniciado pero sin sentencia firme, (unas 350 mil personas en todo el país) obtendrán el reajuste de sus haberes y el pago de retroactividades hasta un tope de 48 meses. En estos casos, se tratará de un acuerdo entre la Anses y cada jubilado, por lo que habrá una quita al monto reclamado y un tope en la retroactividad: 4 años. Si el jubilado no está de acuerdo, podrá seguir adelante con el juicio.
  3. Sin reclamo. Si no inició ningún reclamo, ¿tiene derecho a solicitar el reajuste? Sí. Quienes no hayan entablado demanda judicial pero poseen derecho a iniciarla, tendrán el reajuste del haber mensual desde la fecha de ingreso al programa. Se habla de un total de 1.800.000 personas en todo el país. 
  4. Cómo tramitar. Se deberá firmar un acuerdo entre el jubilado y la Anses. Estos acuerdos, con posterioridad, deberán ser homologados en sede judicial. De este modo el jubilado, su abogado y Anses acuerdan ante el juez el ingreso a este programa y consecuentemente, el compromiso del jubilado de dar por finalizado el Juicio o la no iniciación del mismo, según el caso.

La jubilación que viene

Para quienes no tengan ningún tipo de aportes, desde los 65 años accederán a la Pensión Universal: el 80 por ciento de una jubilación mínima. Es incompatible con la percepción de otro beneficio.- 

  • Mujeres. Están vigentes las dos moratorias: la Jubilación de Ama de Casa y una prórroga de aquella. Permite regularizar deuda previsional hasta 2003, según el caso.
  • Varones. Sólo sigue vigente la moratoria de la Ley 24476: permite regularizar deuda previsional existente al 30 de septiembre 1993. Es la llamada Jubilación de Ama de Casa.
  • Pensión universal. Para quienes no tengan ningún tipo de aportes, desde los 65 años accederán a la Pensión Universal: el 80 por ciento de una jubilación mínima. Es incompatible con la percepción de otro beneficio.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo