?>
Argentina

A los 97 años se retiró Fayt, juez de la Corte Suprema desde 1983

Lo nombró Alfonsín en 1983. Sólo quedan tres lugares cubiertos en la Corte Suprema, con su jubilación. 

El ministro Carlos Fayt cumple este viernes su último día de trabajo como vocal de la Corte Suprema luego de 32 años en ese despacho. Con su partida, el cuerpo quedará integrado por sólo tres jueces: Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco.

Cuando se profundizó la presión del kirchnerismo para que deje el cargo en razón de su avanzada edad, en setiembre Fayt presentó su dimisión, pero para hacerla efectiva al día siguiente del recambio presidencial, 11 de diciembre.

Fayt ejerció la profesión desde los 20, y en los años '70 se jugó al presentar habeas corpus en favor de los perseguidos políticos de la dictadura. De ideas socialistas, tuvo una vida académica muy rica y escribió más de 40 libros, la mayoría de doctrina jurídica.
 
Llegó a la Corte Suprema de la mano de Raúl Alconada, ex vicecanciller de Raúl Alfonsín, quien en 1983, cuando el radical llegó a la Presidencia, pasó a integrar la primera integración de la Corte.
En 1994, con la reforma constitucional, se puso como edad jubilatoria de los jueces los 75 años, pero la propia Corte se pronunció en favor Fayt, que continuó en su cargo hasta ayer. El tenía un derecho adquirido a mantener su cargo de por vida, porque había sido nombrado antes de la reforma.

Néstor Kirchner, en 2003, impulsó varios juicios políticos a miembros de la Corte Suprema menemista, pero respetó a Fayt, quien no formaba parte de lo que se conoció como "la mayoría automática".  

Dos vacantes en la Corte

Con su salida, el tribunal queda reducido a tres integrantes. Lorenzetti, Elena Highton y Juan Carlos Maqueda, para dictar un fallo, deberán hacerlo por unanimidad, porque de otra manera no alcanzan la mayoría de tres sobre cinco votos.

Tras las renuncias de Fayt y, antes, de Raúl Zaffaroni, hay dos vacantes para la Corte.

En un primer momento, el kirchnerismo postuló a Roberto Carlés, un joven abogado con buenos títulos pero antecedentes escasos para un sillón como ese. Pocas semanas atrás Cristina postuló a dos jueces, el cordobés Domingo Sesín y Manuel Sarrabayrouse. Pero no hubo acuerdo y ahora será Macri quien definirá si cambia los nombres o les da un nuevo impulso. No la tiene fácil el presidente flamante, puesto que Cambiemos es minoría en el Senado y necesitará consensuar los nombres con el peronismo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo