?>
Argentina

La recaudación tributaria de junio puede ascender a $175.000 millones

De confirmarse una recaudación de $175.000 millones en junio, el primer semestre del año cerrará con un ingreso fiscal que superará el billón de pesos, un 25% por encima de la marca registrada en igual período de 2015.

La recaudación tributaria de junio último estará en torno a los $ 175.000 millones, de acuerdo a las primeras proyecciones oficiales de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que tiene previsto informar el lunes el resultado de las percepciones por los impuestos que obtuvo en el sexto mes del año.

De confirmarse una recaudación de $175.000 millones en junio, el primer semestre del año cerrará con un ingreso fiscal que superará el billón de pesos, un 25% por encima de la marca registrada en igual período de 2015.

El titular de la AFIP, Alberto Abad, realizó este cálculo el miércoles pasado cuando participó en el Encuentro de Impuestos del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), donde precisó que todo lo que se hizo hasta ahora en materia impositiva, como rebaja de retenciones y suba del impuesto a las Ganancias, tuvieron un costo de $187.000 millones. En la reunión de IDEA, de la que participaron empresarios y expertos en temas impositivos, Abad insistió que el tema de los aumentos de precios debe ser solucionado por la macroeconomía y no desde el plano impositivo, en respuesta al reclamo que repite el sector privado de contar con la posibilidad de ajustar por inflación los balances. "No podemos estar hablando de una inflación de 30%, subas de salarios de 30% y de tarifas de 400% porque las correcciones de los mínimos impositivos no alcanzan y hay que empezar de nuevo", dijo el funcionario. También se mostró optimista en torno al resultado del blanqueo de capitales al afirmar que "le ponemos las fichas a que empiece un nuevo ciclo. Es una película, no es una foto', y les pidió a los asesores impositivos que ayuden "para que sea un punto de inicio de una Argentina nueva".

Abad resaltó que el blanqueo "intenta orientar las inversiones a proyectos productivos; privilegia a pequeños ahorristas y beneficia a cumplidores" en cuanto al pago de impuestos; y va "en línea con las recomendaciones del G20".

Además, indicó que "tiene un menú de alternativas que trata de dar respuesta a los distintos interesados en exteriorizar sus activos" en un plazo hasta el 31 de marzo de 2017.

Hace un par de semanas, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, manifestó que se "sentiría contento" si por el sinceramiento fiscal, tal el nombre de la Ley aprobada por el Congreso, ingresan al menos u$s 20.000 millones.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo