?>
Argentina

La Generación Y está cambiando el mundo del trabajo

Los nacidos en la segunda mitad de la década de los '80 están imponiendo sus expectativas en las empresas.

¿Te aburre la rutina? ¿Sentís que hace tiempo que ya no aprendés nada nuevo en la oficina? ¿Te importa menos el sueldo que te ofrecen que el impacto social que tiene tu trabajo? ¿Estás pensando en largar todo, cargar al mochila y probar suerte en otras latitudes? Seguramente formás parte de la Generación Y.

¿No lo sabías? Si naciste a mediados de la década de 1980 formás parte de una generación particular, con sus propias caracteristicas, que está impactando fuerte en el mundo del trabajo.

Los jóvenes de la Generación Y –así la llaman en los ambientes corporativos– ya no buscan un trabajo para toda la vida, prefieren mantenerse en movimiento para adquirir nuevos conocimientos y experiencias y, si no encuentran lo que buscan en la empresa en la que se encuentran, no tienen reparo en salir a buscar en otra parte, incluso, en otros países.

Por lo tanto, esta generación viene imponiendo en las empresas de todo el mundo nuevas maneras de hacer para adaptarse a las expectativas de los jóvenes: flexibilidad de horarios para mejorar el equilibrio entre el trabajo el tiempo libre, uso de las herramientas tecnólogicas y aprendizaje constante.

Para conocer más sobre la Generación Y, Diaadia.com.ar consultó a Yanina Scarabelli, directora de Selección de la filial argentina del Grupo Adecco, una empresa líder mundial en consultoría en recursos humanos, que ofrece servicios de contratación de personal en más de 60 países.

–¿En qué medida la Generación Y representa un verdadero desafío para las empresas del mundo? ¿Las beneficia o las perjudica?

–El desafío al que hoy se enfrentan las compañías no radica simplemente en el desembarco de la Generación Y en los puestos de trabajo, sino en la convivencia generacional que se da en las organizaciones, donde hoy encontramos cuatro de ellas, muy distintas entre sí: los denominados Veteranos (a partir de 1946), Baby Boomers (a partir de 1964), Generación X (a partir de 1976) y la Generación Y (a partir de 1986). Algunas características que presentan a los integrantes de esta Generación Y se ven plasmadas en su cultura de trabajo: son extremadamente activos, poseen una gran manejo de las herramientas tecnológicas, se desenvuelven de manera autónoma y se interesan por temas relativos al medio ambiente. Estos aspectos benefician a las empresas del mundo, ya que les permite incorporar una nueva mirada de la sociedad en general y de la cultura del trabajo en particular; es en este último aspecto donde se manifiesta un verdadero desafío.

–¿Cuál es la relación de la Generación Y con las reglas del mundo del trabajo?

–La Generación Y está fuertemente influenciada por la globalización, el auge tecnológico y el acceso a la información. Priorizan su desarrollo personal ante todo y son altamente creativos, asimismo buscan flexibilidad en sus puestos de trabajo y la oportunidad de desarrollo de carrera. Este factor es clave porque, actualmente, el salario dejó de ser el principal elemento de motivación. Los jóvenes pertenecientes a esta generación se encuentran en continuo movimiento, desean moverse hacia otras tareas aun cuando no están completamente preparados para ellas; las relaciones laborales que establecen son más horizontales dado que buscan trabajar en equipo y valoran las opiniones de sus pares.

–¿Cuáles son los planteos más comunes, aquellas cosas por la que estos jóvenes suelen abandonar sus trabajos?

–Los jóvenes pertenecientes a la Generación Y, como mencionaba anteriormente, están muy interesados en su desarrollo personal. Por lo cual, buscan constantemente un equilibrio entre el mundo laboral y sus intereses personales. Si la compañía que integran no les brinda esta posibilidad, ésta suele ser una de las causas por las cuáles abandonan su trabajo.

–El crecimiento personal ya no tiene que ver sólo con lo económico. ¿Qué busca la Generación Y? ¿Es cierto que muchos postergan el trabajo estable en pos del sueño de viajar y conocer el mundo?

–Hoy se plantea una propuesta de compensación integral, donde hablamos de cuatro componentes: Remuneración + Beneficios + Capacitación y Desarrollo + entorno de Trabajo. En la actualidad, el candidato no solo se interesa por la retribución económica para evaluar una propuesta laboral sino también por el paquete de oportunidades que la empresa ofrece. Muchas veces la propuesta puede ser atractiva económicamente, pero si no incluye otro tipo de beneficios, los candidatos pueden descartar la oferta. Los postulantes valoran en igual medida la flexibilidad horaria que se le pueda dar, como la calidad de vida laboral y las oportunidades de desarrollo en asignación de proyectos que les resulten desafiantes. Además del punto anterior, las empresas enfrentan otros desafíos al momento de reclutar nuevos empleados, como la falta de motivación del postulante a pesar de cumplir con los requisitos del puesto o la indicación de la remuneración pretendida por encima de las posibilidades de la compañía.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo