?>
Argentina

La economía que viene: los indicios de Macri

El presidente electo dio algunas pistas de las medidas económicas que tomará cuando asuma su cargo.

Rodeado de sus más estrechos colaboradores, en su primera conferencia de prensa como presidente electo, Mauricio Macri adelantó ayer algunas medidas que tomará en los primeros días de su futuro gobierno, a partir del próximo 10 de diciembre. Estas son algunas de las principales definiciones en materia económica:

Equipo Económico

Sin dar nombres, Macri dijo que no habrá un ministro de Economía, sino que trabajará con un Equipo Económico comandado por un ministro de Hacienda y Finanzas, del que dependerán otros cinco ministerios: Trabajo, Agricultura, Energía, Transporte, y Producción.

Ganancias

El presidente electo dijo que cumplirá su promesa de campaña, y que elevará el piso salarial a partir del cual se comienza a pagar el tributo. “Vamos a ajustar el mínimo no imponible, que de la mano de la inflación se transformó en una estafa”, dijo.

Retenciones

Macri también dio a entender que eliminará las retenciones al trigo y el maíz, y que reducirá las de la soja, aunque no dijo de cuánto será la baja. Evitó pronunciarse por la posibilidad de abrir un período “ventana” de 90 días con retenciones cero para que los productores vendan la soja que tienen retenida en los silos bolsa.

YPF

Diferenció la gestión de Miguel Galuccio al frente de la empresa estatal, y dijo que evaluará su desempeño junto al futuro ministro de Energía para decidir si continuará como directivo.

Dólar

Macri fue muy cauto sobre las medidas que tomará en relación al tipo de cambio, aunque insistió sobre su intención de tener un “único” dólar, “administrado por franjas”. Pidió tiempo para saber cuál es el nivel real de reservas en el Banco Central. Y reclamó que el titular del BCRA, Alejandro Vanoli, dé un paso al costado.

Indec

También insistió en que “no tenemos un sistema de estadísticas oficiales confiables”, y abogó por normalizar el Indec.

Tiene que controlar el gasto público

Marcelo capello
investigador jefe Ieral

Puede ser un buen mecanismo descentralizar decisiones económicas, tratándose de áreas que tuvieron problemas: pérdida del autoabastecimiento energético, conflicto con el campo, crisis de economías regionales. Pero podría dificultar el control del gasto público, ya que el actual gobierno deja un déficit fiscal del 7% del PIB. Es necesario normalizar el Impuesto a las Ganancias, comenzando a pagar desde salarios más altos y que se ajuste por inflación. El costo fiscal sería compensado por la suba de tarifas a la que dará lugar la baja de subsidios a hogares de ingresos altos. Por problemas de rentabilidad, hay que bajar en modo permanente las retenciones, y abrir un plazo con retenciones del 5% a la soja, para inducir liquidación de stocks acumulados. Así, podrían acercarse hasta U$S 6 mil millones a las arcas de BCRA.

Macri piensa que el Estado es un “mal necesario”

José María Rinaldi
Presidente Plan Fénix Cba.

Es más importante lo que no dijo, que lo que dijo. Macri se alineó rápidamente con el pensamiento ortodoxo. Plantear un Ministerio de Hacienda es hacer un reduccionismo del rol del Estado, al que considera “un mal necesario”. Con la baja de retenciones ya está reduciendo la recaudación estatal, y hay que ver por dónde va a ajustar el gasto. Ya esta definiendo el ajuste, cortando el hilo por lo más delgado. ¿Cómo va a cubrir esa disminución de ingresos? También planteó un mercado único para el dólar, pero sin definir qué franjas, aunque estimo que una será comercial y otra financiera y para turismo. Es el típico desdoblamiento del tipo de cambio neoliberal. Algo que seguramente tendrá un impacto sobre los precios. Macri apuesta al ingreso de dólares, seguramente sobre la base de un mayor endeudamiento público.

Rebaja de retenciones, por mayor actividad

Ariel Barraud
presidente Iaraf

Macri planteó una eliminación gradual del cepo al dólar, lo que estira los plazos de sinceramiento. Es correcto no tirar antes de tiempo definiciones que podrían ser temerarias. Las cuentas públicas tienen un fuerte deterioro, pero el costo fiscal por baja de retenciones puede ser compensado por una mayor actividad económica. Está bien la suba del piso de Ganancias, y hay que permitir ajustes por inflación para las empresas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo