?>
Argentina

La Corte autorizó aplicar el 2 por 1 en casos de lesa humanidad

En una causa por torturas y secuestro, la Corte dijo que corresponde calcular la pena con el criterio del dos por uno. Voto dividido.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró aplicable la ley 24.390, conocida como del 2 por 1, para casos de delitos de lesa humanidad.

La ley estuvo vigente entre los años 1994 y 2001 y fue derogada, pero el máximo cuerpo judicial entendió, en un fallo dividido, que corresponde su aplicación por ser la ley más benigna.

La decisión de la mayoría se impuso con los votos de los ministros Elena Highton, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, mientras que se pronunciaron en contra los jueces Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda, quienes argumentaron que esa reducción no es aplicable a los delitos de lesa humanidad.

La sentencia fue dictada en el caso de Luis Muiña, considerado "coautor del delito de privación ilegal de la libertad cometido por funcionario público con abuso de sus funciones o sin las formalidades prescriptas por la ley, agravado por el uso de violencia o amenazas, en concurso ideal con el delito de imposición de tormentos en relación con las condiciones de cautiverio impuestas, en concurso real con el delito de imposición de tormentos por un funcionario público al preso que guarde, reiterado en cinco (5) oportunidades en perjuicio de Gladys Evarista Cuervo, Jacobo Chester, Jorge Mario Roitman, Jacqueline Romano y Marta Elena Graiff", según la calificación legal. 

El 28 de marzo de 1976, en el Hospital Posadas de Haedo, Buenos Aires,un operativo militar con tanques y helicópteros comandado personalmente por Reynaldo Bignone ocupó el lugar y detuvo a parte del personal  y lo trasladó al centro clandestino de detención “El Chalet”, donde fueron privados ilegalmente de la libertad y torturados.

Por su responsabilidad en dichos sucesos en 2011 Muiña fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal nº 2 a la pena de trece años de prisión. El fallo quedó firme en 2013 cuanto la Corte declaró inadmisible el recurso extraordinario.

A partir del carácter firme de la condena, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal n° 2 efectuó el cómputo de detención y de pena de Muiña, determinando que su pena vencerá el 11 de noviembre de 2016.

Dicho cómputo fue observado y luego recurrido en casación por el Ministerio Público Fiscal, siendo finalmente anulado por la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, en 2014, que dispuso realizar un nuevo cómputo con prescindencia del beneficio del 2 por 1.

Este último pronunciamiento es el que fue apelado ante la Corte, que le dio razón al condenado.

El fallo de la Corte que declaró aplicable el 2x1 a represores by Ary Garbovetzky on Scribd

Rosenkrantz y Highton fundamentaron que el Código Penal establece que el beneficio de la aplicación de la ley penal más benigna resulta extensivo a todos los delitos, sin realizar distinción alguna y concluyeron que los tribunales no podían negar a algunos lo que debe otorgarse a todos. Y consideraron que "la mejor respuesta que una sociedad respetuosa de la ley puede darle a la comisión de delitos de lesa humanidad, y la única manera de no parecerse a aquello que se combate y se reprueba, es el estricto cumplimiento de las leyes y de los principios que caracterizan el Estado de Derecho".

Rosatti, por su parte, "expuso el dilema moral que plantea en el juzgador la aplicación de un criterio de benignidad a condenados por delitos de lesa humanidad, para concluir que este dilema debe ser resuelto con la estricta aplicación de la Constitución y las leyes", según el parte de la oficina de Prensa de la Corte."Si el legislador no previó un régimen diferenciado que excluyera la aplicación de la ley penal más benigna a los delitos de lesa humanidad no lo puede hacer ahora el juez, pues de otro modo éste se convertiría en aquel, violentándose el principio constitucional de división de poderes", consideró.

"Un Estado de Derecho no es aquel que combate a la barbarie apartándose del ordenamiento jurídico sino respetando los derechos y garantías que han sido establecidos para todos, aun para los condenados por delitos aberrantes", fundamentó. 

A juicio de Lorenzetti y Maqueda, no se ha dado ningún cambio en la valoración de los delitos de lesa humanidad y existe una consistencia en la definición, calificación y persecución de este tipo de delitos que se ha mantenido en diversos precedentes, no sólo en la Corte Suprema, sino de todo el Poder Judicial. "Más aún, puede decirse, como se lo ha señalado en diversos pronunciamientos institucionales de esta Corte como cabeza del Poder Judicial, que se trata de una política de estado, afirmada por los tres poderes, en diversas épocas, de modo que constituye parte del contrato social de los argentinos", argumentan.

Y en un plano técnico jurídico, aseguran que la ley que rige es la que derogó el dos por uno.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo