?>
Argentina

Excluyeron a Argentina de las pruebas Pisa por irregularidades en la evaluación

¿El motivo? Sospechas de manipulación en la toma de datos y en la evaluación en la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, según publica por Infobae.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), encargada de llevar adelante los exámenes de las pruebas Pisa, decidió excluir a la Argentina de la lista de países participantes.

Justifican la decisión por sospechas de manipulación en la toma de datos y en la evaluación en la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, según publica Infobae. El portal informativo detalla que especialistas encargados de elaborar el informe se encontraron con un sorprendente ascenso de la Argentina.

En 2012, Argentina había terminado 59 entre las 65 naciones que se sometieron a la prueba, y los alumnos habían mostrado grandes deficiencias para realizar cuentas matemáticas básicas y comprender textos.

Ahora, el nivel había sido otro. Ante semejante avance, la Dirección de Educación y Habilidades de la Ocde puso la lupa sobre el país y habría detectado que el gobierno omitió escuelas que históricamente habían participado del test. En un momento se pensó incluir a la Argentina en el ranking con una aclaración especial, pero luego se decidió directamente sacar al país de la lista.

Los exámanes cuestionados por la OCDE fueron realizados durante la gestión de Cristina Kirchner.

Los resultados de las pruebas PISA (Programme for International Student Assessment, por su sigla en inglés) que realiza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) cada tres años y que incluyen un total de 64 países, se conocerán este martes, según informaron fuentes del Ministerio de Educación de Nación.

La evaluación tiene como objetivo evaluar de manera comparada los sistemas educativos de los países utilizando como instrumento principal una prueba en la que los estudiantes de 15 años deben resolver problemas de matemática, lengua y ciencias.

PISA no evalúa los conocimientos de los estudiantes en sentido estricto sino su capacidad para solucionar ciertos ejercicios con la aplicación de esos conocimientos. A diferencia de otras evaluaciones como el Terce, de Unesco, o las pruebas del Ministerio de Educación de la Nación, que ponen el foco en la evaluación de los aprendizajes tomando como referencia los diseños curriculares, las PISA miden competencias globales que se supone deben manejar los jóvenes luego de su paso por la escolaridad obligatoria.

El aspecto que se ha vuelto más sustantivo de la prueba es la difusión masiva de resultados a través de un ranking replicado en medios de prensa y redes sociales que se construye a partir de los puntajes obtenidos por los estudiantes de cada país. En promedio, los estudiantes de la OCDE obtienen 500 puntos. En esta escala, los conocimientos recibidos en cada año de escolaridad deberían equivaler a 41 puntos. Es decir, en promedio, los adolescentes evaluados en las PISA habrían recibido conocimientos correspondientes a 12 años de escolaridad.

La Argentina se ubica, en todas las mediciones y disciplinas, un poco por debajo de las 400 unidades, casi "dos años y medio menos de conocimientos" respecto del promedio. La evolución del puntaje de nuestro país muestra un descenso entre 2000 y 2006 (Argentina no participó en la medición de 2003) y una recuperación en 2009 que no alcanzó a igualar el puntaje del año 2000. En 2012 se mantuvieron los resultados alcanzados en 2009.

La inminente difusión de los resultados de PISA 2015 desató una polémica mediática en torno a la muestra de las escuelas que participaron de la última medición.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo