?>
Argentina

Evacuados y casas destruida por el temporal en Buenos Aires

Familias enteras seguían siendo asistidas, después de las lluvias en Buenos Aires.

Unas 300 personas fueron evacuadas y cinco resultaron con heridas leves y varias casas se derrumbaron a raíz del fuerte temporal que azotó a la localidad bonaerense de San Pedro desde el sábado.

Este lunes, permanecían familias enteras de esta población y de Villa Ramallo alojadas en sedes municipales, a la espera de que bajara el agua. Muchos vecinos lograron volver a sus hogares.

Según los reportes hídricos, en las últimas horas llovieron unos 320 milímetros, lo que complicó el sistema de desagote en la región, comprendida por San Pedro, Villa Ramallo, San Nicolás y Pergamino.

Por eso, unas 125 personas permanecían evacuadas y otras 170 continuaban autoevacuadas.

El coordinador del Consejo Provincial de Emergencias (CPE), Luciano Timerman, destacó que dejó de llover fuerte ayer a la mañana, por lo que algunas personas comenzaron el regreso a sus hogares, pero debido a que el alerta del Servicio Meteorológico Nacional pronosticaba más precipitaciones, se les recomendaba a los vecinos seguir en sitios seguros.

"La situación no es para nada fácil porque llovió toda la noche ininterrumpidamente. Corren peligro de desmoronamiento por la erosión que causó el agua en las barrancas unas 20 ó 25 casas", dijo el intendente de San Pedro, Pablo Guacone.

En esa localidad se contabilizaron cinco viviendas que se derrumbaron el fin de semana último, lo que provocó algunos heridos leves.

"Hubo un derrumbe de un pedazo de tierra sobre tres casas; las viviendas están con peligro de derrumbe, pero no hay víctimas ni heridos", enfatizó, por su parte, el oficial auxiliar de bomberos, Edgardo Epelde, al referirse a algunos de los inmuebles en peligro de desmoronamiento.

"La zona de barrancas es la más afectada porque hay casas puestas en las mismas y es lo que produce desmoronamiento y los peligros", explicó, aunque insistió en que pese a que esperaban para anoche más lluvias, "la situación estaba controlada. "Si deja de llover, los escurrimientos son más rápidos", agregó.

Pergamino. En esa localidad permanecían anoche 30 personas evacuadas y las rutas y calles de la región resultaron anegadas debido al desborde de algunos arroyos, como el que une esa localidad con San Nicolás.

Entre los vecinos hubo escenas de solidaridad para albergar a los que fueron afectados por la tormenta, sobre todo a los que aún tenía agua en el interior de sus hogares.

Villa Ramallo. A pocos kilómetros de Pergamino, el panorama fue similar con vecinos evacuados y calles que se volvieron intransitables.
"Esta noche dormiré en el agua.

Tengo todavía 30 centímetros y no quiero perder mis cosas", dijo un vecino, que mostró su vivienda por los canales de televisión.

Autopista a Buenos Aires, con demoras

Regresar desde Buenos Aires a Córdoba o, al revés, viajar este lunes hasta Capital Federal fue una larga espera debido a que estaban cortados tramos de la autopista por el fuerte temporal en la zona de San Pedro.

Por la tarde se habilitó el tránsito en la autopista Buenos Aires-Rosario, a la altura del kilómetro 208, luego de que permaneciera cortada en la localidad bonaerense de Ramallo en ambos sentidos de circulación debido a que las intensas lluvias provocaron la crecida y el desborde del arroyo Ramallo.

Así lo informó la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), que, además, recomendó “circular con precaución a una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora, como así también respetar las indicaciones de los banderilleros”.

Sin embargo, pese a la habilitación de la ruta N°9, seguían los problemas de tránsito por el corte producto de las inundaciones, con colas de autos y colectivos de hasta 20 kilómetros de largo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo