?>
Argentina

De diferentes sectores critican a la nueva ley antiterrorista

Zaffaroni, de la Corte Suprema; Carlotto, de Abuelas; y distintos diputados opositores criticaron diferentes aspectos de la norma.

 

La sanción de la ley antiterrorista votada el jueves pasado en el Congreso sigue generando polémicas y críticas de distinta índole, incluso de referentes con buena sintonía con el gobierno como la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; y el juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni.

Algunos diputados opositores, también criticaron con dureza la norma aprobada a instancias de la mayoría oficialista y a pedido del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi).

Carlotto aseguró que le causó “preocupación” la sanción de la norma porque, a su entender, puede ser utilizada para reprimir la protesta social, aunque puso a salvo de toda sospecha al Gobierno y Zaffaroni advirtió que el Gafi “extorsiona” a la Argentina.

Para la dirigente “con este Gobierno tenemos la garantía de que no van a ser reprimidas las manifestaciones sociales cuando se demanda un derecho, al trabajo, al aumento de sueldo”, pero se preguntó: “¿Qué pasará más adelante, con esta ley, pero con otros gobiernos?”, que la interpreten de otra manera, “¿o con jueces a los que les va a encantar meter presos a quienes manifiestan pidiendo derechos? Esa es mi preocupación”.

Por su parte, Zaffaroni cuestionó la ley aprobada, pero más criticó al Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi), que reclamó su sanción, al sostener que “el Gafi es un organismo que se toma atribuciones que no tiene y extorsiona a nuestro país”. “Su objetivo no es evitar el lavado ni prevenir el terrorismo, sino controlar todo el movimiento financiero”, completó el magistrado.

“En cuanto al terrorismo, no hay ningún delito vinculado al mismo que desde siempre no haya estado severamente penado en nuestras leyes, de modo que no es más que un pretexto”, sintetizó.

Por su parte, el jefe del bloque de diputados del radicalismo, Ricardo Gil Lavedra, sostuvo que “no es verdad que el Gafi pidió todo lo que incluye la nueva ley”, y dijo que, en realidad, el organismo “pedía muchísimo menos. No pedía una definición estrafalaria del terrorismo, esto (por los cambios referidos) es un exceso brutal de parte del Gobierno”.

Señaló que el Gafi reclamó incorporar como delito penal “el financiamiento del terrorista individual” así como el “uso de información privilegiada para causar un grave perjuicio en el mercado”, pero que el resto lo agregó el Gobierno. Criticó, además que, para definir el terrorismo “el Gobierno no adoptó ningún modelo empleado por las Naciones Unidas”.

La nueva ley considera terrorismo a toda acción destinada a aterrorizar a la sociedad y a obligar a un gobierno a realizar una acción determinada o a frenarla, una definición bastante genérica y demasiada abierta a interpretaciones, según los especialistas.

Eugenio Zaffaroni, Juez de la Corte Suprema. "El Gafi se toma atribuciones que no tiene y extorsiona a nuestro país. Su objetivo no es evitar el lavado ni prevenir el terrorismo, sino controlar todo el movimiento financiero".

Estela de Carlotto, Titular de Abuelas de Plaza de Mayo. "Con este Gobierno tenemos la garantías, pero ¿qué pasará más adelante, con esta ley, pero con otros gobiernos que la interpreten diferente? Esa es mi preocupación".

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo