?>
Argentina

Córdoba tuvo su acto, pero también polémica

La conmemoración central organizada por la Provincia para recordar el 30º aniversario del desembarco, llegó con “chisporroteo” político.

Córdoba tuvo su sello distintivo en los principales actos evocativos por el 30° aniversario del desembarco en las Islas Malvinas, pero no precisamente por el colorido de las ceremonias si no más bien, en dos casos puntuales, por cuestiones políticas ajenas a la conmemoración que se dio en todo el país.

El acto oficial organizado por el Gobierno provincial se realizó en Oncativo, aunque acotado en el tiempo de duración por la lluvia que se desató antes del inicio de la ceremonia. El acto fue presidido por la vicegobernadora Alicia Pregno, ya que se informó que el gobernador José Manuel de la Sota está enfermo y, por lo tanto, no viajó a Ushuaia para acompañar a la presidenta, Cristina Fernández. Pregno estuvo acompañada por un coronel del Ejército y por el intendente de Oncativo, el delasotista Osvaldo Vottero. Se escuchó el mensaje de un ex combatiente y se pudo observar el desfile que realizaron efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Córdoba.

A 16 kilómetros de ese escenario, por la mañana, se desarrolló el acto por Malvinas en Oliva, y el intendente de esa ciudad encendió el primer cortocircuito por los actos Oscar Tamis, del Frente Cívico, quien dijo que “presumía” que el cambio de escenario del acto oficial tuvo como trasfondo una pelea política, por su afinidad a la fuerza que lidera el senador nacional Luis Juez. Tamis, en realidad, aclaró que el acto por Malvinas ya lo habían levantado de Oliva durante la gestión de Juan Schiaretti, quien, según “intuye” el jefe municipal, nunca pudo “digerir” que le tumbaran la idea de vender por parte de la Provincia unas 330 hectáreas del predio donde funciona la tradicional colonia Vidal Abal.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo