?>
Argentina

Buscan una salida para Sancor con apoyo de la Nación

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, confirmó que el gobierno nacional tiene listo un desembolso por $ 450 millones para asistir a la empresa.

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, aseguró este martes que tratará de llegar a un acuerdo para ayudar a Sancor a salir de su crisis financiera, en el marco de la reunión que se llevará a cabo durante la jornada, y confirmó que el gobierno nacional tiene listo un desembolso por $ 450 millones para asistir a la empresa.

"Hoy nos vamos a reunir. Vamos a tratar de llegar a un acuerdo con las cámaras empresariales y los sindicatos", indicó Buryaile a radio Mitre.

En el mismo sentido, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, expresó que "se espera hoy una salida positiva que permita un financiamiento de corto plazo para que Sancor retome sus actividades" y explicó que se acordó un plan de reestructuración que posibilitará "recuperar la rentabilidad y lograr competitividad en el mediano plazo". 

Por su parte, Buryaile precisó que lo que se planteó desde el Gobierno "es la necesidad de reestructurar, y que la lechería en la Argentina sea sustentable".

"Nosotros hemos ayudado a Sancor. Había un crédito del gobierno anterior de $ 250 millones. Nosotros lo refinanciamos. Y le hemos dado $ 250 millones el año pasado?, señaló el ministro.

Remarcó que "este año pidieron $ 5.000 millones", y explicó que "el Presidente (Mauricio Macri) les dijo que hagan su reestructuración".

"Nosotros tenemos aprobado un crédito de $ 450 millones para Sancor que paliaría en algo la situación y le daría cobertura a los empleados y los productores de leche. Sin embargo está condicionado a la solución de los temas de fondo", indicó el funcionario.

Salvar a Sancor. El dirigente socialista, Miguel Lifschitz, consideró que la situación de Sancor "viene complicada hace muchos años y es la empresa privada más grande de la provincia: emplea a 4.500 trabajadores directos y 22.000 indirectos, por lo que el impacto económico y social es muy fuerte en el centro oeste de la provincia".

"Todos apostamos (al éxito de la reunión) porque para Santa Fe perder esta empresa significaría perder una fuente de trabajo insustituible", enfatizó el gobernador en diálogo con radio Continental.

Lifschitz agregó que "más allá de los errores que pudieran cometer los directivos de Sancor, el problema es que el país no tuvo una política para la lechería en los últimos 30 o 40 años como la tiene Australia, Nueva Zelanda o Canadá, donde se sostiene a los tambos porque genera mucho empleo pero incorpora tecnología y se logra un sistema muy competitivo".

Sumate a la conversación
Seguí leyendo