?>
Argentina

La AUH pasa de $ 220 a $ 270 desde octubre

Asignación Universal por Hijo. La medida anunciada por Cristina beneficia a 3,5 millones de niños y jóvenes. También, como lo venía pidiendo la CGT, se elevaron los topes de las asignaciones familiares.

Poco más de 3,5 millones de niños y jóvenes percibirán, a través de la Asignación Universal por Hijo (AUH) 50 pesos más desde el mes próximo. Ayer, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció el segundo aumento de este beneficio desde su implementación, allá por octubre de 2009. La suba alcanza también a las embarazadas. Asimismo, la jefa del Estado dispuso la elevación de los topes salariales de las asignaciones familiares que cobran los trabajadores registrados y, por ende, esos montos a recibir.

Según los datos que difundió la Presidenta, la AUH y para embarazadas subirá 22,7 por ciento por lo que el monto mensual aumentó de 220 pesos a 270 pesos. En tanto que la asignación por hijo con discapacidad sube de 880 pesos a 1.080 pesos.

Cristina aseguró que esta medida beneficia a 3.591.565 niños y jóvenes, incluyendo a las embarazadas, y a 1.917.342 familias, e implica un desembolso –al que se cuidó de llamar “inversión”– anual del Estado de 11.824 pesos millones para estos rubros.

Deteriorada por la inflación. Tras ser lanzada con 180 pesos en octubre de 2009, la Asignación Universal pasó a 220 pesos a mediados del año pasado. A pesar de estos dos aumentos, el poder de compra de la AUH se fue deteriorando porque los productos que más aumentaron fueron los alimentos y bebidas, lo que más consumen los sectores más vulnerables.

Nuevos topes. La jefa de Estado informó cambios en los topes salariales que cobran los trabajadores con empleo formal, y por ende, incrementos en las tres escalas de asignaciones familiares. Esta medida era un continuo reclamo de la CGT que lidera el camionero Hugo Moyano, presente ayer en el anuncio oficial.

Desde ahora, los padres con empleo registrado que cobren hasta 2.800 pesos recibirán 270 pesos, para los que perciben entre 2.800 pesos y 4.000 pesos será de 204 pesos y los que cobran entre 4.000 pesos y 5.200 pesos recibirán 136 pesos.

Según contó la mandataria, por la elevación de topes se incorporan 138 mil chicos de trabajadores registrados que hasta ahora no percibía asignación familiar. Anses aclaró que el aumento incluye a los jubilados y pensionados y beneficiarios del Seguro por Desempleo.

La inversión anual para las asignaciones familiares se incrementará en 3.125 millones de pesos, lo que eleva la erogación en este rubro a 12.637 millones de pesos por año.

Los aumentos anunciados por Cristina implicarán desde ahora un gasto de 24.461 millones de pesos por año.

Pilar del modelo. Al comentar los alcances de la medida, la mandataria resaltó la AUH como uno de “los pilares del modelo de inclusión social”, recordó que fue posible gracias a la recuperación de los fondos de los trabajadores que estaban en manos de las extinguidas AFJP, y agregó: “Este es el programa social más importante a nivel mundial, que ha logrado la transparencia eliminando las políticas clientelares”.

Cristina sostuvo que el aumento debió haberse anunciado en julio o agosto, “pero la proximidad de las elecciones seguramente hubiera llevado a que algunos hubieran caracterizado como electoral la medida”, explicó.

En su alocución en cadena nacional, CFK adelantó bajas en las mediciones de pobreza e indigencia que elabora el Indec.
..............................................................................

Un tirón de orejas a los que “no entienden nada”

Después de anunciar las modificaciones en la AUH y los topes salariales, Cristina utilizó parte de su discurso en cadena nacional para criticar a un sector de los trabajadores a los que señaló como los que “no han entendido lo que está pasando” en el país y “cuál es el rol”.

La Presidenta acusó a los trabajadores del subterráneo de incurrir en “actitudes egoístas” e “insolidarias” por negarse a cargar las tarjetas de viaje SUBE (similar a la que se utiliza en nuestra ciudad) del transporte público, para lo cual adujeron que les causa “tendinitis”.

“Mi viejo laburaba todos los días cortando los boletos del colectivo y nunca tuvo tendinitis. Lo que pasa es que era más difícil hacerse el revolucionario porque no había gobiernos democráticos”, afirmó la mandataria para desacreditar los argumentos de la determinación laboral.

Por su parte, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, consideró “desopilante” la explicación de los dirigentes gremiales del sector.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo