?>
Argentina

12 kilómetros de cola para cruzar a Chile

Funcionarios informaron en la mañana del martes que ya habían cruzado la Cordillera de Los Andes, unas 13.200 personas.

El Paso Internacional Cristo Redentor que une a la Argentina con Chile a la altura de Mendoza, registró este martes hasta 12 kilómetros de fila y unas ocho horas de espera para poder cruzar el túnel internacional y realizar los controles fronterizos.

Autoridades del complejo fronterizo, con la finalidad descomprimir el sector colmado de turistas, interrumpieron esta tarde el tránsito de camiones desde la villa Cordillerana de Uspallata, ubicada a unos 130 kilómetros al oeste de la capital provincial, hasta Las Cuevas a unos 200 kilómetros de la ciudad de Mendoza, y ultimo paraje del lado argentino.

Al alto flujo de transito de principalmente mendocinos y sanjuaninos que por la cercanía eligen tradicionalmente vacacionar en las costas del Pacífico, se sumaron argentinos de otros puntos del país, atraídos también por los precios más convenientes en indumentaria, implementos deportivos, marcas internacionales y artículos tecnológicos en el país trasandino.

Los funcionarios informaron en la mañana del martes que ya habían cruzado la Cordillera de Los Andes con destino a Chile, unas 13.200 personas. Esto se suma a las 45.824 personas que viajaron al país vecino entre el 26 de diciembre y el 30 de enero, mientras que los ingresos a Argentina en esas mismas fechas fueron de 20.785 personas, detallaron.

Autoridades migratorias tienen habilitadas 16 casillas para realizar los trámites migratorios y de Aduana en el complejo Los Libertadores.

En tanto, desde la aduana chilena recomendaron cruzar la frontera durante la tarde y evitar el horario nocturno ya que "disminuyen los puntos de control y aumentan los tiempos de espera".

Y además, los funcionarios del vecino país recomendaron viajar martes o miércoles ya que argumentan "son los días con menor flujo vehicular de la semana"; algo que en estos primeros días de enero no se cumplió.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo