?>
Córdoba

Vecinos levantaron el corte en Bouwer

Anoche, y luego de 24 horas de piquete en las puertas de Potrero del Estado, los camiones de Crese volvieron a descargar. Mirá el video de los vecinos reclamando.

Fue una jornada larga y muy conflictiva. Pero ya bien entrada la noche, a las 22.30, los vecinos de Bouwer decidieron levantar el piquete que habían montado el domingo sobre el ingreso al predio de Potrero del Estado en reclamo por la situación ambiental de la ciudad, y finalmente los camiones de la Crese volvieron a trabajar.

El conflicto, que amenazó con inundar de basura a Córdoba capital y a otras 18 localidades del Gran Córdoba, comenzó a destrabarse con la llegada al lugar de tres altos funcionarios del gabinete de Daniel Giacomino, quienes se comprometieron ante los vecinos a formar una mesa de diálogo junto a la Provincia para atender la problemática ambiental del lugar.

“Quedamos en reunirnos a la brevedad con la Provincia y los vecinos, para ver qué hacemos con Potrero del Estado y el enterramiento de la basura”, dijo anoche Fernando Cámara, secretario de Ambiente del municipio cordobés, quien se encontraba acompañado del secretario de Gobierno, Marcel Bonetto, y del titular de Participación Ciudadana, Guillermo Luque.

Cámara también deslizó que la intención del intendente Giacomino  es apurar la mudanza del predio de enterramiento sanitario (ver Giaco quiere...). Según los funcionarios comunales, la recolección de residuos se normalizaría en esta misma jornada.

En emergencia. “Estamos al borde de la emergencia sanitaria”. Con esas palabras, Eduardo García, titular de Crese (Córdoba Recicla Sociedad del Estado), graficaba la situación por la que pasaba la recolección de residuos en la ciudad debido al bloqueo que los vecinos de Bouwer habían impuesto en Potrero del Estado. 

Debido a esa situación, en los predios de Crese había anoche unos 80 camiones cargados de basura, unidades que hicieron la ronda de recolección el domingo por la noche y que no pudieron volver a operar debido al bloqueo. Mientras tanto, en la ciudad se seguía acumulando la basura de los días sábado, domingo y lunes, sin que nadie pudiera salir a recogerla.

El domingo los vecinos decidieron cortar los tres accesos al predio de enterramiento, en protesta por la falta de respuesta a sus crónicos reclamos ambientales. “El olor ya no se soporta en Bouwer, es irrespirable. Hay días que te empiezan a llorar los ojos y te pica la garganta”, relató Raquel Ferrer, una de las vecinas del  la localidad. “No pensamos levantarnos hasta que alguien venga a hablar y nos diga cómo solucionar todo esto; así no podemos vivir más”, dijo la mujer.

En contraposición a estos planteos, tanto las autoridades provinciales como municipales insistieron en que el predio está bajo control. “Las auditorías nos vienen dando bien e indican que el predio está controlado”, afirmó Raúl Costa, secretario de Ambiente de la Provincia.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo