?>
Mundo

Las tropas tomaron las favelas y siguen detrás de los narcos

Brasil. El asalto al complejo del Alemán duró dos horas e incluyó a 2.800 efectivos. Se habla de al menos 30 muertos. Hasta anoche, los principales narcotraficantes aún no habían sido capturados.

El mayor operativo armado en la historia de la lucha contra el crimen organizado en Río de Janeiro no encontró resistencia por parte de los narcotraficantes, facilitando la ocupación casi total de uno de sus bastiones, el Complexo do Alemao, por parte de las fuerzas de seguridad brasileñas compuestas por dos mil policías y 800 militares.

La mayoría de los delincuentes, atrincherados desde el jueves en la favela, huyó antes de que comenzase la invasión del conjunto de favelas en horas de la mañana de ayer, según informó el mayor de la Policía Civil Marcio Mendonca, sin precisar la cifra de muertos y heridos. Pero, los trascendidos daban cuenta que habría entre 30 y 50 víctimas fatales, en su mayoría narcos. De todos modos, al cierre de esta edición los cabecillas aún no habían sido apresados.

“Ellos vieron el jueves con el ataque a Vila Cruzeiro (en el que participaron carros blindados de la Marina y helicópteros artillados) que nada pueden contra la fuerza del Estado”, agregó Mendonca, satisfecho con la facilidad de la ocupación. La Policía, con apoyo militar, buscaba entre 500 y 600 narcos ocultos en la favela y que desoyeron el ultimatum para rendirse lanzado el sábado.

Los efectivos del gobierno avanzaron por las estrechas callejuelas, armados con fusiles M16 y FAL 762 y apoyados por blindados, y allanaron viviendas que pertenecían a los malvivientes. Intensos tiroteos estallaron antes del inicio de la operación, pero después casi no se escucharon. “Nadie resultó herido hasta ahora” afirmó una fuente policial, aunque otras informaciones daban cuenta de numerosos muertos. El operativo en el complejo, que alberga a unas 400 mil personas, duró dos horas hasta que los uniformados plantaron una bandera de Brasil en la cima del morro. La invasión se produjo con tanques M113 de la Marina, anfibios Lagarto y aviones.

Al Maracaná. Narcotraficantes que todavía dominaban una de las favelas del Complejo del Alemao, donde tropas policiales y militares ocuparon la mayor parte de la zona, amenazaron atacar el mítico estadio Maracaná, donde se jugará el Mundial 2014 de fútbol.

Miembros de las bandas que controlan Mangueira, una de las 12 favelas del Alemao, estaban dispuestos a lanzarse sobre el estadio, aledaño. Ante la amenaza, la Policía mantenía un cerco en la zona.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo