?>
Mundo

Está todo bien con la marihuana medicinal

Estados Unidos. El Gobierno de Barack Obama anunció que no condenará el consumo de cannabis con fines medicinales, siempre y cuando, se enmarque dentro de las leyes estatales.

El Gobierno estadounidense no perseguirá el consumo de marihuana para uso médico en los estados en los que está permitido, según un memorándum que envió ayer el fiscal general, Eric Holder, que muestra un cambio en la política de Barack Obama, respecto a la de la anterior administración.

Holder pide a los fiscales que no usen recursos federales "en individuos cuyas acciones están en cumplimiento claro e inequívoco de las leyes estatales existentes relacionadas con el uso médico de la marihuana".

Alaska, California, Colorado, Hawai, Maine, Maryland, Michigan, Montana, Nevada, Nuevo México, Oregón, Rhode Island, Vermont y Washington autorizan el consumo medicinal. Las nuevas directrices marcan un cambio de la política del ex presidente George W. Bush, que insistió en que se mantuvieran las leyes federales contra la marihuana, considerada una droga ilegal, sin tener en cuenta la normativa de cada estado sobre su uso.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo